Test: ¿cuál es tu edad mental?

¿Sabías que normalmente nuestra edad cronológica no coincide con nuestra edad mental? Si quieres descubrir cuál es tu edad verdadera, ¡este es tu test! ¡Responde a estas preguntas y descúbrelo!

Hay muchas personas que físicamente aparentan menos edad de la que tienen. O también puede ocurrir al contrario y podemos encontrarnos personas que aparentan más años de los que tienen en realidad. ¿Sabías que, por ejemplo, las gemelas Olsen y Lady Gaga tienen la misma edad? Sí… ¡nosotras también estamos alucinadas!

¿Estás de acuerdo con el resultado? ¡Comparta el enlace de esta prueba con amigos para comparar resultados!


Edad psicológica

¿Y si no tienes la edad de tus arterias? Dentro de ti ¿cuántos años tienes realmente?

Test: ¿cuál es tu edad mental?

¿Sabías que tienes más de una edad?

Múltiples estudios revelan los contrastes en la manera de envejecer de los individuos, pudiéndose establecer tres tipos de edad:

  • Edad cronológica: es el número de años vividos, es la edad que tienes según el almanaque, son los años que cumplimos.
  • Edad biológica: es la que tiene tu cuerpo, la edad somática o de los diferentes órganos del cuerpo.
  • Edad psicológica: es la que sientes que tienes; es una edad subjetiva (la que el sujeto siente tener), y cuenta con partidarios y detractores.

La edad cronológica es la más objetiva y también la menos fiable de las tres; algunas personas de más de 50 años se perciben jóvenes, mientras que otras no. A estas grandes diferencias que todos advertimos a nuestro alrededor se ha tratado de darles una explicación.

La ciencia puede cuantificar esas diferencias al examinar biomarcadores relacionados con la edad como: la elasticidad de la piel, la presión arterial, la capacidad pulmonar y la fuerza de agarre. A las personas así evaluadas se les está midiendo su edad biológica.

¿Qué edad sientes que tienes?

Test: ¿cuál es tu edad mental?

Pero otra manera más fácil de determinar en qué estado se hallan las personas: la edad psicológica.

Cuando los investigadores preguntan: ¿Qué edad sientes que tienes?, la respuesta suele reflejar el estado de salud física y mental de las personas.

Las personas con estilos de vida sanos e integración social tienen mayor esperanza de vida y menor incidencia de discapacidades.

En cambio, las personas que se sienten mayores a su edad cronológica tienen un riesgo superior de ser hospitalizados, de padecer demencia y de fallecer.

La edad psicológica

La edad psicológica corresponde a la forma en que una persona interactúa con su entorno, su capacidad para proyectarse hacia el futuro, su actitud hacia el paso del tiempo, su apertura hacia los demás. Si bien esta edad es muy difícil de evaluar.

El envejecimiento psicológico

Parece que el envejecimiento psicológico resulta en una capacidad reducida para adaptarse a cambios repentinos; y, en consecuencia, una disminución en el deseo de modificar las condiciones de vida.

También se observa una curiosidad menos fuerte por las cosas nuevas y una mayor resistencia para participar en proyectos. Una persona permanece psicológicamente joven cuando continúa enfrentándose a los cambios con flexibilidad, velocidad y fluidez.

¿Cómo quiero ser de mayor?

La reflexión sobre cómo deseamos envejecer nos prepara para recibir esa forma imaginada de vejez. Así que es muy importante un planteamiento optimista de cómo hacerse mayor pues es el medio de lograr la ancianidad que deseamos.

La edad psicológica y el arte del envejecer.

Test: ¿cuál es tu edad mental?

Una persona psicológicamente joven se adapta a los límites impuestos por su edad biológica y encuentra nuevas razones para disfrutar de la vida. En contraste, una persona psicológicamente mayor tiende a restringir su universo y tiene dificultades para mantener la alegría de vivir, aunque su cuerpo aún esté en buena forma.

Afortunadamente, los años también traen nuevos atributos a nivel psicológico:

  • una mayor experiencia que hace posible reaccionar de manera más justa a los eventos,
  • nuevas motivaciones,
  • madurez emocional,
  • así como una mayor perspectiva.

El amor a la vida, el interés por los demás, la generosidad y la tolerancia son cualidades que evitan el encerrarse en uno mismo y contribuyen, en gran medida, al mantenimiento de la juventud psicológica.

Adblock
detector